Serveis Funeraris de Barcelona


Cuando un médico, por desconocer la causa de la muerte, no puede certificar la defunción, deja de considerarse muerte natural para pasar a denominarse muerte judicial.

Los fallecimientos por accidente, suicidios, asesinatos o muertes repentinas son algunos de los ejemplos de muertes judiciales.

En estos casos interviene directamente el juzgado que se hace cargo del cuerpo y da las instrucciones para su traslado al Instituto Anatómico Forense. Allí se le practicará la autopsia y se determinará la causa de la muerte.

Servei Judicial